lunes, 4 de mayo de 2009


REBELDÍA.

Me dediqué a escribir con letras grandes:
¡VIVA LA LIBERTAD!
Hasta que me metieron en la cárcel.

1 comentario:

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Anda que... ¡Y yo que te decía que tus poemas solían ser largos! (pero buenos, por supuesto).
Esta vez es todo lo contrario, pero ¡HAY QUE VER LA ESENCIA QUE HAY AQUÍ DENTRO METIDA!
Qué contradicción, ¿verdad? No grites ¡libertad! si quieres ser libre, simplemente intenta serlo.
Muy bueno.
Un abrazo